Pasión por las historias reales

El reportaje de boda con el que volveréis a saborear cada instante de vuestro día

Imaginad vuestras fotografías de boda llenas de...

Detalle

Lo sé. No buscáis imágenes bonitas ni brillantes. Vosotros queréis algo más. Os merecéis algo ÚNICO.

Al mirar las fotografías de vuestra boda, deseáis revivir cada abrazo, volver a sentir ese escalofrío en la piel, descubrir nuevos mensajes en aquellas miradas cómplices, contagiaros con las sonrisas y escuchar de nuevo en vuestro interior ‘Sí, quiero’.

Por eso voy a asegurarme de que vuestras fotografías de boda transmitan la espontaneidad del momento, despierten emociones dormidas y os transporten en el tiempo a través de los detalles.

Sin artificios. Sin interrupciones. Un reportaje de boda veraz, íntimo y natural.

Complicidad

Lleváis mucho tiempo esperando este momento. Os habéis pasado meses planeando hasta el último detalle. Pero cuando llegue el día, todo ocurrirá muy deprisa.

Por eso debéis VIVIR cada segundo.

¿Recordáis los nervios de la primera cita? Aprovechad la sesión pre-boda para romper el hielo. Escucharé vuestras inquietudes, resolveré todas las dudas y os asesoraré adaptando mi experiencia como fotógrafo de bodas a vuestras necesidades. Además, os ayudaré a sentiros cómodos y relajados frente a la cámara.

Olvidaos de posados imposibles. Ha llegado el momento de ser vosotros mismos.

Complicidad

Lleváis mucho tiempo esperando este momento. Os habéis pasado meses planeando hasta el último detalle. Pero cuando llegue el día, todo ocurrirá muy deprisa.

Por eso debéis VIVIR cada segundo.

¿Recordáis los nervios de la primera cita? Aprovechad la sesión pre-boda para romper el hielo. Escucharé vuestras inquietudes, resolveré todas las dudas y os asesoraré adaptando mi experiencia como fotógrafo de bodas a vuestras necesidades. Además, os ayudaré a sentiros cómodos y relajados frente a la cámara.

Olvidaos de posados imposibles. Ha llegado el momento de ser vosotros mismos.

Conexión

¿Queréis recordar esta ocasión de una forma diferente y especial?

Vuestra sesión post-boda es el momento perfecto para dejar volar la imaginación, relajaros y conmemorar vuestra emoción con imágenes irrepetibles.

Podéis escoger vuestro rincón secreto, un paisaje exótico o pedirme consejo. Aunque quizás la mayor decisión de todas no sea dónde, sino CUÁNDO.

Me apasiona captar ese paréntesis de calma e intimidad que nace cuando cae la noche: un instante solo para vosotros, cuando surgen mil estrellas que alcanzar y la oscuridad os permite brillar con luz propia.

¿Hablamos sobre cómo queréis recordar vuestra boda?

Dejadme aquí vuestros datos para que me ponga en contacto con vosotros lo antes posible. Si preferís, podéis enviarme un WhatsApp o llamarme al 644730090.

Mi objetivo es hacer vuestra (nueva) vida más fácil. 😉

Testimonios

Preguntas frecuentes

Me implico al 100% con cada pareja, por lo que solo realizo 1 reportaje al día. Así que os recomiendo contratar y asegurar vuestra fecha en cuanto sepáis que queréis contar conmigo.

Podéis pagar el precio acordado al contado o mediante transferencia bancaria en 3 plazos:

  • El 20% en concepto de señal y reserva cuando firméis el contrato.
  • El 40% al menos 1 semana antes de la boda.
  • El 40% restante al entregaros el trabajo final.

Llueva, nieve o truene, allí estaré. Y, dependiendo de lo que contratéis, iré acompañado de un segundo fotógrafo de confianza (mi mano derecha) para cubrir hasta el último detalle del evento.

Voy a contaros un secreto. El éxito de mis fotografías se basa en la confianza. Gracias a la relación que estableceré con vosotros, mi cámara captará vuestra esencia más natural. No habrá poses imposibles ni sonrisas forzadas, sino emociones a flor de piel, pequeños gestos y miradas sinceras. 
Para conseguir este tipo de relación, es ideal que nos conozcamos en persona, al menos una vez antes de contratar mis servicios. 
¿La distancia u horarios os impiden quedar antes conmigo pero estáis convencidos de que soy vuestro fotógrafo? No hay problema, ¿como os suena un Skype? También podemos comunicarnos por WhatsApp o email siempre que queráis.

Aunque mi negocio está ubicado en Soria, disfruto como un niño realizando reportajes de boda por toda la península y fuera de ella. Soy muy flexible con respecto a las localizaciones, ya que mi objetivo es cumplir vuestros deseos y sorprenderos con la calidad de mi trabajo allí donde queráis vivir este momento tan especial. Por lo tanto, solo tenemos que ponernos de acuerdo e incluir los gastos de viaje y estancia en el presupuesto. Lo único que me queda por preguntar es… ¿cuándo nos vamos?

Dependerá del acuerdo al que hayamos llegado o el pack que contratéis, pero os aseguro que os quedaréis más que satisfechos con la cantidad y calidad de las imágenes (previamente seleccionadas para eliminar aquellas defectuosas o duplicadas).

Realizo un revelado digital en el que corrijo ciertos detalles de encuadre, iluminación o tratamiento del color para que las fotografías transmitan de forma fiel las emociones que vivisteis durante las sesiones. Podéis comprobar el resultado final en la galería superior.

Vuestra boda, vuestras normas. 😉 
Podéis decidir vosotros mismos qué fotos incluir en el álbum o dejar el proceso de selección en mis manos. Si os apoyáis en mi experiencia, el resultado final contará con un diseño más profesional y equilibrado. Eso sí, os mostraré cómo queda antes de enviarlo a la imprenta para que podáis realizar todos los cambios que veáis oportunos.

Por supuesto. Elaboro un contrato personalizado que incluye las características y elementos del servicio que deseéis contratar. Cuando lo firméis y hayáis abonado la primera señal, quedará asegurada la reserva de vuestra fecha de boda y formalizada la contratación del trabajo fotográfico.

Sé cuando comienza el día, pero nunca cuándo acaba. La fiesta que se desata tras el baile nupcial es una de las piezas más importantes (y divertidas) del evento. ¿Cómo renunciar a esos momentos llenos de magia y espontaneidad? Os aseguro YA que me quedaré como mínimo 1 hora más tras acabar el baile nupcial.

Una de las primeras lecciones que he aprendido durante mi experiencia como fotógrafo de bodas es que no existe la pareja ‘convencional’. Si no hay dos personas iguales, ¿por qué iba a ser diferente con vosotros? Por eso os ofrezco servicios a medida que satisfagan vuestros deseos y solo incluyan aquellos elementos que necesitéis.

En absoluto. Solo vosotros podéis (y debéis) decidir cómo os gustaría recordar este momento vital. Sin embargo, según mi experiencia, contar con una sesión pre-boda os ayudará a ganar confianza y relajaros frente a la cámara, haciendo posible que el día de la boda disfrutéis por completo sin preocupaciones y casi sin daros cuenta de que ando por allí.
Y esto, sin contar con el buen rato que pasaréis aprendiendo a posar de forma natural.

Os daré acceso a una galería privada protegida con contraseña desde la que os podréis descargar las imágenes y compartirlas con vuestros seres queridos. Además, con el trabajo final os entregaré un pen drive con TODAS las fotografías incluidas.Y esto, sin contar con el buen rato que pasaréis aprendiendo a posar de forma natural.

Cómo máximo, 4 meses desde el día de la boda o desde que hagamos la sesión post-boda, siempre siguiendo los detalles acordados en el contrato.

Por supuesto, y no cualquier álbum. Pongo a vuestra disposición varios modelos de álbumes realizados 100% a mano por una imprenta nacional. Cuidan hasta el último detalle: portadas personalizadas, materiales de calidad superior, caja de madera o maletín para guardarlo… El acabado es tan espectacular que, cuando lo veáis y toquéis con vuestras propias manos, ya no habrá vuelta atrás.

Aprovechad ahora.

Antes de que otra pareja os robe la fecha.

Llámame o envíame un simple WhatsApp